viernes, 22 de julio de 2011

El 'sancta sanctorum' de San Millán


Tras el robo del Códice Calixtino de la caja fuerte de la catedral de Santiago de Compostela, los ojos de los riojanos se han vuelto hacia una de las mejores bibliotecas monásticas de España y que se custodia entre los robustos muros del monasterio emilianense de San Millán de Yuso.
Son más de 10.000 ejemplares anteriores al siglo XVIII los que guarda entre sus paredes la biblioteca monacal, que se conserva casi como la dejó el abad benedictino fray Anselmo Petite en el año 1780. Algunos son ejemplares únicos y raros de incalculable valor, y a ellos habría que añadir gran número de documentos y privilegios que desde la época medieval se guardan en San Millán. Si contamos los ejemplares de la biblioteca, los del archivo y los repartidos en las múltiples librerías de la casa pueden sobrepasar los 30.000 volúmenes los que atesora Yuso.
El custodio y amante de semejante belleza es el agustino recoleto Juan Bautista Olarte, un religioso que ha ejercido de provincial de San José, prior de Yuso, profesor universitario, portero, maestro de guías, bibliotecario, uno de los mejores conocedores de los códices emilianenses y de los pocos (por no decir el primero) que analizó el famoso códice 60 de las 'Glosas Emilianenses'.
(...)
Ni los investigadores entran en el 'sancta sanctorum' de los libreros monásticos ya que para ellos tenemos unas salas dispuestas y donde pueden manejar las digitalizaciones que hemos hecho con la Fundación San Millán». Esto lo corrobora la coordinadora de la misma, Almudena Martínez, ya que «al escanear los mejores volúmenes favorecemos la preservación de los originales ya que no se manejan tanto y de esta manera inclusive lo pueden consultar desde su casa o universidad a través de la web de la fundación (www.fsanmillan.es), donde están disponibles los 207 libros y manuscritos que junto con la fundación Telefónica digitalizamos».
Para la consulta
Entre los ejemplares que se pueden consultar en la web de la fundación se encuentra el Cartulario del monasterio de Yuso, más conocido como 'Becerro Galicano' por el tipo de letra con que se escribió, y que consta de 255 folios escritos hacia el 1196 sobre los documentos originales de donaciones, compras, ventas y privilegios otorgados al monasterio y que comienza con los 'Votos del Conde Fernán González'. También destacan el Bulario del siglo XIV y las 'Anotaciones y meditaciones del Evangelio' de Jerónimo Nadal, impreso en Amberes en 1595 y que cuenta con 149 grabados policromados a mano uno a uno con gran maestría, lo que hace al ejemplar único en el mundo ya que el original es en blanco y negro.
(...)
Artículo completo en: http://www.larioja.com/v/20110709/sociedad/sancta-sanctorum-millan-20110709.html