martes, 4 de diciembre de 2007

Poema de Fernán González - XXX - Nueva guerra con Navarra

723
Dejemos todo aquesto; en Navarra tornemos;
Aun de los navarros partir non nos podemos;
Allá do lo dejamos, asi como leemos,
En Castilla tornemos, allá lo empecemos.

724
El rey de los navarros en las Cortes estando,
A todas sus compañas muy fuerte se quejando
Del mal que le ficiera el Conde don Fernando.

725
Díjoles que tal cosa non la quería endurar
De un condecillo malo tantos daños tomar;
Que con él non queria otramente pleitear,
Mas que quería morir o se quería vengar.

726
Movióse de Estella con todo su poder,
Vino para Castilla, comenzóla a correr;
Esa hora hobo el Conde contra León de mover;
Non quedó en la tierra quien la pudiese defender.

727
Corrió toda Burueba e toda Piedralada;
Corrió los Montes de Oca, buena tierra probada;
Corrió Río de Obierna, de pan bien abastada,
A las puertas de Burgos ahí fizo su albergada.

728
Quisiera si podiera a la condesa llevar,
Por amor que podiese al Conde deshonrar;
La condesa fue... e súpose bien guardar.

729
Cuando hobo el rey García el condado robado,
Levaron muy mucha prea e mucho ganado,
Con muy fuerte ganancia tornóse a su reinado,
Mas fué a poco tiempo caramente comprado.

730
Cuando fué don Fernando a Castilla tornado
Falló el su condado corrido e robado,
De ganados e de homes falló mucho llevado.

731
Envióle don Fernando luego a desafiar
Que si lo que llevara non lo quisiese tornar,
Que iría a Navarra sus ganados buscar
E verie quien habie de gelo amparar.

732
Cuando al rey Garcia llegó el caballero,
Recabdó su mandado como buen mensajero:
Dijo que non le daria valia de un dinero;
De lo ál que le decía, que era bien placentero.

733
El uno nin el otro atardar non lo quisieron;
Yuntaron sus poderes cuanto de recio pudieron;
Cada uno de su parte grandes gentes adujeron;
El rey e don Fernando a buscar se andovieron.

734
Ayuntáronse en uno en un fuerte vallejo,
Buen lugar para caza de liebres e conejo,
Cogen ahi mucha grana con que tiñen bermejo;
Al pie le pasa Ebro mucho irado e sobejo.

735
Valpirre le dicen, todos ansi le llamaron,
Do el rey e el Conde ambos se ayuntaron;
El uno contra el otro ambos enderezaron,
E la lid campal alli la escomenzaron.

736
Non podria mas fuerte nin más braba seer,
Ca allí les iba todo: levantar o caer;
El nin el rey podria ninguno mas facer;
Los unos e los otros facian todo su poder.

737
Muy grande fué la facienda e mucho mas el roido;
Daria el home grandes voces e non sería oido;
El que oido fuese sería como grande tronido,
Non podria oir voces nin un gran apellido.

738
Grandes eran los golpes, mayores non podian,
Los unos e los otros todos su poder facían;
Muchos caían en tierra que nunca se ercían,
De sangre los arroyos mucha tierra cobrían.

739
Asaz eran navarros caballeros esforzados,
Que en cualquier lugar serían buenos probados;
Homes son de gran cuenta, de corazón lozanos,
Mas eran con el Conde todos desventurados.

740
Quiso Dios al buen Conde esta gracia facer,
Que moros nin cristianos non le podían vencer.