viernes, 20 de mayo de 2011

La limpieza de los ocho reyes del Espolón cuesta 9.500 euros al IMC

El rey Carlos III donó estas estatuas a la ciudad de Burgos procedentes de la balaustrada del Palacio Real de Madrid en el año 1788


Fernán González, Juan I, Alfonso XI, Enrique III, Teodorico I, Fernando I, Alfonso VI y San Millán brillan más que nunca y no es por el sol, que aún alumbra la primavera con timidez. El Instituto Municipal de Cultura (IMC) ha invertido 9.500 euros en la limpieza de estas ocho esculturas ubicadas en el Paseo del Espolón. Las cuatro primeras en el centro, en la llamada zona de los cuatro reyes, y las otras en los laterales.
La empresa Josdan se ha encargado de estos trabajos, centrados en una profunda limpieza y ligera restauración en la superficie de las piezas y las peanas de las figuras.
Las esculturas del paseo de Marceliano Santa María ya fueron objeto de restauración y arreglos en la década de los cincuenta del pasado siglo, a partir de un informe que llevó a cabo el escultor Pablo Barbadillo. Actualmente, aunque su estado era bastante bueno, había proliferado la presencia de hongos, líquenes y musgos en las peanas y en las partes superiores y más expuestas de las esculturas. Además, estaban rotas las espadas que portan Fernando el Magno y Juan I, según informa el propio Ayuntamiento.
El rey Carlos III donó estas estatuas a la ciudad de Burgos procedentes de la balaustrada del Palacio Real de Madrid en el año 1788 y fueron colocadas en 1795. Todas fueron talladas por escultores artesanos y representan al conde Fernán González (obra de Juan de Villanueva), Juan I (de Luis Salvador Carmona), Alfonso XI (de Felipe Boistou) y Enrique III (de Antonio Dumandré).
Más tarde, en ambos extremos del paseo se añadieron otras cuatro esculturas, donadas por la reina Isabel II en 1868, representando a Teodorico I, Fernando I, Alfonso VI y San Millán, realizadas también en los talleres del Palacio Real.

Fuente: http://www.museodeburgos.com/index.php?option=com_content&task=view&id=592&Itemid=121
Recogido desde: El Correo de Burgos - 19/05/2011 (Edición Escrita)