lunes, 5 de abril de 2010

Mansilla (La Rioja), el Pantano y Fernán González

Luis Medel contaba 18 años de edad cuando él y su familia, junto al resto de habitantes del viejo Mansilla, se vieron obligados a recoger parte de sus pertenencias de una manera precipitada y subir la ladera que conduce a las nuevas casas. Lo recuerda con nostalgia como «un pueblo muy bonito, con mucha gente», porque con motivo de las obras de la presa «hasta allí llegó mucha gente de toda España».

Rememora la vida de aquellos años en torno a la agricultura y la ganadería, «con unas vegas buenas de regadío, tres o cuatro puentes y el río Gatón pasando por medio del pueblo», pueblo que reitera «era muy bonito».

A su juicio, de no haber desaparecido bajo las aguas del pantano, «no habría habido un pueblo en toda la sierra como ése», asevera.

De hecho, Mansilla era la población principal de la comarca de las Siete Villas, «allí estaba la casa de Fernán González y muchas otras casas importantes», recuerda. En aquellos tiempos, «con los frutales y las huertas que teníamos, se sacaba producción prácticamente para todo el año».

Medel rememora que la decisión gubernamental de hacer la presa donde está, «sentó muy mal en el pueblo», como recuerda que, siendo él un chaval, «la gente se reunía en el Ayuntamiento para discutir sobre el asunto y unos tiraban para un lado y otros para otro». Es decir, mientras que una parte de la población estaba conforme con la decisión final, la otra no la apoyaba, lo que dio al traste «con esa unión que hasta entonces había habido entre todos los vecinos».

Autor: F. D. | MANSILLA.
Fuente: http://www.elcorreo.com/alava/v/20100404/rioja/presa-sento-pueblo-20100404.html



Mansilla viene de Mensa, mesilla, meseta de la zona de la sierra, donde se asentaba el antiguo pueblo de Mansilla, bañado por los ríos, Gatón, Najerilla y Cambrones, era un pueblo construido todo en piedra, y hasta el asfalto de sus calles el pedernal, era el emblema del mismo.

Durante el periodo republicano, y dentro del marco del Plan Hidráulico, para dar agua a las huertas riojanas, se decidió, por este lugar como idóneo, para construir un embalse.

En 1900 el pueblo tenía 600 habitantes, era cabeza de comarca en la Sierra, había un ganado superior a las 10.000 cabezas, y su prosperidad era tal que tenia servicio de farmacia, medico, cuartel de la Guardia Civil, Juzgado, y la CASA DE ISLAS, lugar donde se reunían los alcaldes de

Las Cinco Villas y el valle de Canales, y se decidía la jurisprudencia en materia ganadera, pastos, trashumancia, aprovechamiento de huertas etc. Con decretos Reales, sobre sus competencias ya desde el siglo XI.

En su escudo puede apreciarse, los ríos y las huertas, en uno de sus cuarteles, Los lobos rampantes sobre un roble coronado por el sombrero Mariano, con la "M" de Mansilla.

El Palacio de Mansilla, acogió en otros tiempos a Fernan González, conde de Castilla, y albergo al Rey Juan II en una visita que este realizo, a Silos desde Najera.

Sus casas blasonadas, eran un ejemplo de la hidalguía de tiempos remotos, cargados de historia, una historia a caballo entre La Rioja y Burgos, y donde la trashumancia y las cañadas reales eran caldo cotidiano en esas épocas.

http://www.mansilla.org/Historia.955.0.html