jueves, 24 de julio de 2008

La XXI Edición del Cronicón de Oña nos transporta a tiempos de Fernán González


El fin de semana asociado al 15 de agosto, se realizan varias representaciones teatrales en las que los ciudadanos de esta localidad escenifican la historia vinculada al Monasterio, que se remonta a los siglos XI y XII.

La escenificación se realiza por la noche, en el retablo mayor del monasterio y en ella participan cerca de un centenar de vecinos del municipio vestidos de época y representando pasajes que se inician con la muerte del conde Fernán González en el año 970 hasta el entierro de Sancho II “El fuerte”, hijo de Sancho García y Doña Urraca fundadores del Monasterio de San Salvador de Oña.

En su afán por mejorar y ofrecer un buen producto han modificado y mejorado el programa de mano que se entrega con las entradas, así como el cartel.
Una imagen más seria, más madura y al tiempo elegante y sobria. Se combinan fotos del espectáculo con las mejores muestras del patrimonio de la villa. Además se ha elegido una letra sencilla y clara y como símbolo de la portada una espada colocada horizontalmente que resalta el texto “Cronicón de Oña”. La espada es la protagonista, en cierta forma, del emocionante final de la primera parte, (por ejemplo cuando el Conde la deja clavada en el escenario); pero si a la espada le diéramos la vuelta, tendría forma de cruz, así la utiliza también el protagonista en la oración a su padre.

El Ayuntamiento de la localidad burgalesa de Oña, recientemente realizó una solicitud de inclusión del “Cronicón de Oña” como Fiesta de Interés Turístico de Castilla y León, con lo que se suma a las ya existentes.

Más información: http://www.elcronicondeona.com/