lunes, 10 de marzo de 2008

La Lista Roja del Patrimonio alerta en Segovia de cinco monumentos en riesgo de ruina, uno de ellos el Castillo de Fernán González

Los más conformistas podrían decir que otros están peor que Segovia; sin embargo, uno de los activos de la provincia, su riqueza monumental, da síntomas de estar amenazado.

Así lo expone un reciente informe elaborado por Hispania Nostra, que es una asociación fundada en 1976, con motivo de la celebración del Año del Patrimonio Arquitectónico Europeo y en sintonía con la organización Europa Nostra. La entidad carece de carácter lucrativo y está declarada de utilidad pública. Su finalidad es la defensa, salvaguarda y puesta en valor del patrimonio cultural Español y su entorno en el ámbito de la sociedad civil.

Castilla tiene el dudoso honor de encabezar la llamada Lista Roja del Patrimonio elaborada por esta institución. La relación incluye 113 monumentos, conjuntos históricos y espacios naturales de España sobre los que se cierne el peligro de la desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores debido a su avanzado estado de abandono.

La última revisión y actualización del estudio de Hispania Nostra realizada hace tres meses recopila en la comunidades autónoma 43 exponentes patrimoniales en riesgo. Segovia posee cinco representantes que se han ganado a pulso estar en la Lista Roja debido a su estado ruina y a la amenaza del expolio.

Aunque pueda servir de cierto alivio observar que la provincia de Segovia no es la que ostenta una mayor representación en el informe, lo cierto es que en la lista segoviana se hallan ejemplos que están protegidos bajo diferentes catalogaciones, como la de Monumento Histórico Artístico o Bien de Interés de Cultural. Estas etiquetas no les ha librado del abandono.

En este sentido, uno de los casos más sangrantes puede ser el de la ermita de San Miguel, en las cercanías de la localidad de Sacramenia. Este ejemplar del románico sufre numerosos desperfectos en la portada, según el diagnóstico de Hispania Nostra. Precisamente, este templo posee la certificación de Monumento Histórico Artístico desde 1983.

Al mal estado del inmueble, se añade el riesgo de expolio por la situación de abandono que padece la ermita.

Dos de los cinco monumentos que la Lista Roja de Patrimonio Cultural localiza en Segovia están en Sepúlveda. Por un lado, el informe alerta del deterioro progresivo al que está sometido el castillo de Fernán González, uno de los inmuebles testigo directo de la vida de la villa segoviana al estar situado en su centro neurálgico.

La propiedad de este edificio, datado entre los siglos XIII y XIV, es municipal, según los datos recogidos por la agrupación defensora del patrimonio cultural. El diagnóstico afecta al avanzado deterioro del edificio, que al estar deshabitado acrecienta la posibilidad de ruina total.

Usos agrícolas

También en Sepúlveda, la Lista Roja de Hispania Nostra se hace eco del abandono de la iglesia de San Millán. El caso de este monumento es algo particular, ya que su propiedad es privada. Asimismo, el informe alerta de los usos indebidos que se llevan a cabo en este entorno y que perjudican la conservación del templo, cuya torre, por ejemplo, ha sufrido varios desprendimientos.

El municipio de Collado Hermoso posee otro exponente de patrimonio amenazado. Se trata del monasterio de Nuestra Señora de la Sierra, que al igual que ocurre con la sepulvedana iglesia de San Millán, es de propiedad privada. El templo también cuenta con grado de protección como Monumento Nacional, reconocimiento que alcanzó hace 77 años. La radiografía que hace Hispania Nostra del enclave apunta a un estado de abandono y al deterioro del lugar motivado por los usos agrícolas. Asimismo, el estudio contempla el riesgo de expolio.

Sin credibilidad

El quinto exponente segoviano en la Lista Roja de Patrimonio es el monasterio de San Martín del Casuar, en Montejo de la Vega. Este priorato benedictino situado en el entorno de las Hoces del Riaza es Bien Interés Cultural (BIC), con categoría de Monumento por un decreto de 1997.

La Junta, responsable de la gestión patrimonial, ha criticado el informe de Hispania Nostra al carecer del fundamentos sólidos. Según los responsables de la Consejería de Cultura, la Lista Roja no tiene otro valor que el de una enumeración subjetiva que no puede ser contrastada. El procurador socialista en las Cortes de Castilla y León, José Ignacio Martín , se ha escudado en el informe de Hispania Nostra sobre la protección del Patrimonio Cultural para advertir del avanzado estado de ruina que padecen numerosos inmuebles religiosos de Castilla y León. El representante político no sólo culpa de esta situación al paso del tiempo, sino también al 'olvido de la administración encargada de su custodia y mantenimiento', en este caso la Junta.

Martín Benito señala que hay 173 expedientes pendientes de resolución para ser declarados Bien de Interés Cultural (BIC), algunos de ellos arrastran una demora de varios decenios. Castilla y León, a pesar de ser la comunidad más extensa de España, 'no es la región que cuenta con mayor número de BIC', subraya el procurador. El portavoz socialista ha estimado que en Segovia hay pendientes de aprobación una veintena de expedientes para la declaración de BIC, que se sumarían a los 153 reconocimientos existentes.

Además de los casos incluidos en la Lista Roja de Hispania Nostra sobre patrimonio amenazado de ruina y expolio, el procurador socialista cita en Segovia 'el deterioro galopante en La Trinidad'.

Fuente: Terra Actualidad - VMT
http://actualidad.terra.es/provincias/segovia/articulo/lista_roja_patrimonio_2310586.htm