lunes, 16 de julio de 2007

Sobre el origen del monasterio de San Pedro de Arlanza

La leyenda sobre el origen del monasterio de San Pedro de Arlanza, cuenta que estando el conde Fernán González de caceria por unos valles angostados del condado de su padre, cuando un enorme jabalí le salió al paso. Intentando darle caza, el conde perdió todo cuidado, yendo a caer a una cueva donde vivia un santo ermitaño. Este le profetizó un futuro muy brillante, tanto a él como a su familia, viendo como ellos llevarían a Castilla hasta su idenpendencia y hacia un próspero futuro. Una vez se cumplierón la mayoria de los presagios del monje, el conde Fernán González decidió levantar la ermita de San Pelayo, pues asi se llamaba el monje, sobre el lugar que ocupaba la cueva, después magnificó a San Pedro, levantando un monasterio en la vieja ermita.