lunes, 7 de enero de 2008

Poema de Fernán González - XXVII - Nueva guerra contra Navarra

684
Enantes que hobiesen las bodas acabadas,
Non habia ocho dias que eran escomenzadas,
Fueron a don Fernando otras nuevas llegadas
Que venia rey Garcia con muy grandes mesnadas.

685
Mandó luego el Conde a sus gentes guarnir;
Cuando fueron guarnidos saliólo a rescebir;
A cabo del condado hobieron de salir;
Hobieron en el pleito todos a departir.

686
Las faces fueron paradas tan priado
Cual era su menester; habíalo bien usado;
El rey de los navarros estaba bien aguisado;
Comenzaron entrambos un torneo pesado.

687
Segund nos lo leemos e dicelo la leyenda,
Estovo bien medio dia en peso la facienda;
Cansados eran todos e fartos de contienda;
Tomaron áhi por poco los navarros imienda.

688
Llevaron los navarros del campo gran partida:
Muchos de castellanos perdieron ahi la vida;
De dardos e de lanzas facían mucha ferida;
Hobo en poca de hora mucha sangrue vertida.

689
Cuando vió don Fernando castellanos movidos,
Viólos estar cansados e todos retraídos,
Fueron de sus palabras fuertemente reprendidos,
Por nos pierden hoy siglo los por nascer e nascidos.

690
Magüer que vos querades asi ser tan fallidos,
Facervos he ser buenos a fuerza e amidos;
Si yo aqui finare, vos non querríedes ser nascidos,
Ca seríades por ello traidores conoscidos.

691
El sosaño del Conde non quesieron sofrir;
Dijeron: mas queremos todos aqui morir
Que don Fernán Gonzalez esto nos fer oir;
Los que nunca falliemos, non queremos agora fallir.

692
Tornaron en el campo, pensaron de ferir;
Como homes que non han cobdicia de foir
Facían muchos caballos sin señores salir;
Podrían a grand mijero bien los golpes oir.

693
El Conde orgulloso, de corazón lozano,
Vió a su cuñado en medio de un llano;
Púsose contra él la lanza sobre mano;
Díjole: pártese el campo por nos ambos, hermano.

694
Eran uno e otro enemigos sabudos,
Fuéronse a ferir entrambos muy sañudos;
Las lanzas abajadas, los pendones tendudos;
Diéronse grandes golpes luego en los escudos.

695
Ferrió al rey Garcia el señor de Castilla,
Atamaña fué la ferrida que cayó de la silla;
Metióle toda la lanza por medio la tetilla,
Que fuera de la espalda paresció la cochilla.

696
Don Fernando por fuerza hobo al rey a prender,
El pueblo de Navarra non le pudo defender;
Hobiéronle a Burgos, a esa cibdat de traer;
Mandóle luego el Conde en los fierros meter.

697
Doce meses complidos en fierros le tovieron;
La presión fué atan mala que peor non podieron:
Por ningunas rehenes nunca darle quisieron;
Non era maravilla que negra se la ficieron.

698
Tóvolo la condesa esto por desaguisado,
Por ser ella muger del Conde don Fernando
E tener ella a su hermano cabtivo e lacerado,
El que era atan buen rey e tan rico reinado.

699
Fabló con castellanos en aquesa sazón,
Dijo pocas palabras e muy buena razón:
Saquemos, castellanos, al rey de presión
Porque hoy los navarros de mi quejados son.

700
Yo saqué de presión al conde don Fernando,
¿Porqué es él agora contra mi tan villano?